Home

Diario YA


 

¿Cuáles son las distintas maneras de financiar un coche?

Si estás pensando en comprar un coche nuevo, cambiar el que ya tienes u obtener uno de ocasión, debes saber que el mercado ofrece distintas formas de financiación que ayudan a sobrellevar la inversión que quieres realizar.

El préstamo coche es una alternativa a la que la mayoría de los usuarios acuden porque no cuentan con el presupuesto completo para hacer una compra al contado. Cabe destacar que comprar uno nuevo es bastante costoso, sin tener en cuenta lo que se requiere para su mantenimiento.

Aunque lo ideal sería ahorrar y comprarlo al contado para evitar el pago de intereses, lo más seguro es que tengas que acudir a la opción de una financiación. Para ello hay empresas especializadas que son capaces de brindar un servicio de primera calidad para que el proceso de adquisición sea sencillo y sin traumas.

En este sentido, hay varias maneras de financiar un coche nuevo o de segunda mano, por lo que tendrás distintas opciones entre las que podrás elegir la que mejor se adapte a ti y a tu presupuesto.

Financiación bancaria
Era una de las alternativas más utilizada hasta hace algunos años, pero se ha dejado un poco al margen por el auge que han sostenido los propios concesionarios, los cuales también ofrecen planes de financiación, pero de otra forma de la que hablaremos más adelante.

Para obtener un crédito personal a través de esta vía, basta con acercarse a una entidad bancaria, pero si quieres aprovechar la comodidad y seguridad que ofrecen las nuevas tecnologías, existen buscadores en Internet que se encargan de investigar todo el mercado, y conseguir las mejores opciones en cuanto a intereses y cuotas para que puedas comprar un coche Km0.

La ventaja de este tipo de préstamos es que son totalmente personalizados en el momento de indicar el importe y los plazos. En este caso, tú mismo determinarás la cantidad de dinero necesario y contarás con la ventaja de financiar el coche en un cien por cien.

En ocasiones, los plazos de espera para que el préstamo sea aprobado son muy cortos, lo que te permitirá obtener el dinero de inmediato sin tener que realizar mucho papeleo.

Financiación con el concesionario

Ya lo habíamos mencionado, porque se trata de una forma de financiación que se ha vuelto muy popular entre los usuarios. Los mismos concesionarios tomaron conciencia de los problemas que se atravesaban en su proceso de venta, al tener el cliente que ir al banco y encargarse directamente de todo el trámite.

Por eso, ahora son los propios concesionarios los que se encargan de financiar la compra de los vehículos a través de una entidad asociada con ellos. En resumen, una vez solicitada la financiación en el concesionario, solo tocará esperar a que el préstamo esté concedido para disfrutar del automóvil que hayas elegido.

Con el concesionario tienes la estupenda ventaja de poder aprovechar promociones y ofertas para comprar un coche segunda mano, o lo que también se denomina, coche de ocasión. Se tratan de vehículos que prácticamente son nuevos, con muy poco kilometraje, pero también con un precio muy inferior.

Leasing y Renting
Estas opciones, más que financiación de coche, se consideran un arrendamiento; en otras palabras, se trata de un alquiler. Son alternativas bastante utilizadas hoy en día y que traen consigo interesantes ventajas, porque no tendrás que hacerte cargo del mantenimiento del vehículo, todo a cambio del pago de una cuota periódica que no suele ser menor a 60 meses.  

En el caso del leasing, cuando culmina el periodo del contrato, tienes opciones de renovarlo, devolver el coche y dejar de pagar, o la opción de comprarlo, abonando el valor residual para que el mismo pase a ser de tu propiedad.

Con el renting, a diferencia del método anterior, el coche no estará a tu nombre, pero solo necesitarás pagar una fianza y una cuota fija de alquiler para comenzar a disfrutarlo. Y tal como indicamos, el seguro y el mantenimiento correrán por cuenta de la empresa de alquiler del coche.