Home

Diario YA


 

En el imaginario colectivo del cine, la literatura, los desfiles procesionales, Pilato aparece interrogando a Jesús

EL PROCESO A JESUCRISTO SIN INDULTO NI AMNISTÍA

Fidel García Martínez
        El sentido profundo de la Pasión Muerte y Resurrección de Jesucristo solo de entiende desde la Historia de la Salvación por la que Jesucristo  acepta voluntariamente su muerte para consumar la salvación de los hombres  y como acto de amor supremo.
No resulta sencillo perfilar la personalidad de Poncio Pilato cuyo nombre junto con el de Santa María Madre de Jesucristo Dios y hombre verdadero se rememora desde hace más de dos mil año en el Credo de la Iglesia Católica: “nació de Santa Maria, Virgen y padeció bajo el poder de Poncio Pilato”. Junto con Judas son los nombres de la ignominia además de Caifás, Anás, Herodes. En el imaginario colectivo del cine, la literatura, los desfiles procesionales, Pilato aparece interrogando a Jesús, sobre la Verdad y su Reino, lavándose las manos y advertido  por su propia mujer que se abstenga de condenar a Jesús.
        La lectura de un testigo de la Crucifixión, como el evangelista san Juan, cuya Pasión  se lee  todos los  Viernes Santos, incluso  en tiempos de la Covid-19, nos da las claves para entender en su justa dimensión , la Pasión Muerte y Resurrección, fundamento destructible del Kerigma Cristiano, como confiesa el  Credo como  Fe revelada. Historia de la Salvación. En el imaginario colectivo aún perviven las imágenes del Papa Francisco, solo en la plaza inmensa de San Pedro, abrazado  a la cruz hace un año. Semana Santa marcada por la Covid-19, que aún continúa cambiando  la vida y los días de todos en todas las partes del Planeta Tierra, sin excepción.

        La personalidad de Poncio Pilato en los relatos  de los Evangelios no es analizada, ni valorada especialmente; más aún, se le presenta como inseguro, indeciso, intentado no condenar a Jesús, aunque la pena capital de la crucifixión solo dependía de él; fue quien la firmó y mandó colocarla  en la cruz INRI (JESÚS NAZARENO REY DE LOS JUDÍOS). Entre los autores judíos Pilato es presentado como déspota cruel y sanguinario, como lo describen el historiador Flavio Josefo o el filósofo Filón, militante saduceo y anti-romano. Entre los historiadores romanos apenas se menciona. Así Tácito en su Anales históricos (114) lo describe como arbitrario y despiadado. Esta opinión sobre Pilato estaría fundada en los acontecimientos  acaecidos en el Templo de Jerusalén el años 26 d. C.  Debemos  tener en cuenta, que los judíos celebraban la dedicación del templo con especial solemnidad; una de las mayores. Recordaban  la profanación del templo del Rey Antíoco IV Epifanes, quien enloqueció por haber profanado el templo: la misma profanación fue llevada a cabo por el  romano Pompeyo el año 63  a.C, los judíos fueron masacrados. En los primeros años de  poncio Pilato como gobernador también se produjeron altercados en torno al Templo de Jerusalén, cuando el emperador Tiberio le envió a Judea. Pilato hizo transportar durante la noche, imágenes del emperador que servían de  estandartes. Lo que provocó una gran revuelo entre los judíos de Jerusalén porque estaban convencidos de que se había pisoteado su ley que prohibía que en la ciudad se erigiera  imagen o representación de algo. Pilato se negó, los judíos rodearon su palacio, se tumbaron con la cabeza hundida en la tierra  y permanecieron así cinco días hasta que Pilato les dio un  ultimátum dispersarlos con violencia

Es indudable que el prefecto romano Poncio Pilato llevó a Jesús a la muerte en cruz siguiendo un proceso jurídico completo. Ciertamente se dio una sentencia después de un juicio político porque Jesús fue condenado  a ser crucificado. La sentencia textual y formal en el derecho penal romano era: Ascenderás a la cruz (Ibis ad crucem). Sentencia que suponía un crimen político de lesa majestad ( alta traición), un acto contra el pueblo romano o su seguridad. Según la ley romana los provincianos que cometían este crimen eran crucificados. Pilato actúo como juez único, los fiscales fueron los fiscales judíos. El reo podía formular su defensa. Las autoridades judías fueron los verdaderos promotores del proceso de JESÚS. La muchedumbre solo fue el instrumento en sus manos. EL REY de los judíos es rechazado por sus compatriotas. Durante el proceso romano Pilato aparece como débil. Por eso él también se ve en vuelto en el mismo a pesar de haber tenido que doblegarse casi contra su voluntad a la petición de la muchedumbre en la culpabilidad de la muerte de Jesús.

 

Etiquetas:religión