Home

Diario YA


 

Qué tener en cuenta a la hora comprar un canapé abatible

Lo canapés son tendencia hoy día, con diseños innovadores que, además de vestir con elegancia una habitación, conceden un espacio extra de almacenaje. En este artículo se van a ver las características en las que hay que fijarse antes de decantarse por un modelo concreto
Cuando se va a cambiar la cama del dormitorio o cuando se llega a un nuevo hogar que no está amueblado, toca elegir el soporte en el que irá colocado el colchón. Hay varias opciones disponibles, como son los clásicos somieres de láminas o las bases tapizadas, pero la última novedad que llegó al mercado hace ya unos años, y cuyo uso está cada día más extendido, es el canapé abatible. Se trata de un soporte que no solo permite al colchón descansar totalmente sobre la base, como ocurre con las bases tapizadas, sino que además cuenta con un amplio espacio de almacenaje dentro del mismo.
Los canapes abatibles en topdormitorios ofrecen firmeza y resistencia, además de una gran variedad de diseños entre los que elegir y siempre al mejor precio del mercado. Estas son las principales características en las que hay que fijarse cuando se quiere adquirir uno de estos muebles.

Tipos de canapés según el material del que esté hechos
Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir el canapé será el material en el que esté fabricado. Pueden ser de madera vista o estar tapizados en una amplia variedad de materiales

Canapé abatible de madera
Los muebles de madera siempre quedan bien. Se trata de una estética clásica y elegante, que encaja con cualquier estilo decorativo. Es ideal para los que buscan un toque de distinción y sobriedad en el dormitorio.  
En el caso de decantarse por un canapé abatible de madera, hay que decidir qué tipo de madera para así poder combinar la estética de la habitación con la de la cama.
Para aquellos que buscan aportar un toque de luminosidad y claridad en la estancia, nada mejor que un canapé de madera blanca. Par los que prefieren los tonos intermedios, ni claro ni oscuro, la madera nogal o cerezo es la mejor opción para el canapé abatible.
Por último, aquellos que gustan de colores oscuros en el acabado para este mueble, encontrarán en la madera wengué a su mejor aliado.

Canapé abatible tapizado
Hay quienes prefieren elegir un canapé abatible tapizado en lugar del que se presenta en madera. Existen diferentes tapizados, los tres tipos más frecuentes que se encuentran en el mercado son los siguientes.  

Aqualine
Se trata de un tejido innovador que es muy recomendable para aquellos que buscan un material especialmente resistente para tapizar su canapé. Una de las grandes ventajas que presenta es que es capaz repeler el agua, por lo que destaca su resistencia a los líquidos, siendo, por tanto, impermeable y muy duradero. Otorga a la habitación en la que se coloca una estética elegante y distinguida. Se puede encontrar en diferentes colores para elegir en el que mejor combine con el resto de dormitorio.

Polipiel
Este tejido se encuentra disponible en una amplia variedad de colores, aportando una estética uniforme con el resto de tonalidades que se encuentren en el dormitorio o creando contrastes, según las preferencias de cada cliente en cuanto a estilo y combinaciones cromáticas. Se trata de un tejido sencillo que le da un aire moderno al dormitorio. La principal ventaja que ofrece es que se lava con facilidad.

Chenilla
Un canapé abatible en tejido chenilla hace que la cama tenga un aspecto clásico y sencillo. En este caso, aunque se trata de tejido suave y agradable al tacto, es muy resistente a rasguños y golpes.

Canapés según el tipo de apertura
Además de la estética que presenta el canapé, ya sea que se elija en madera o tapizado, otro aspecto fundamental a tener en cuenta y al que hay que prestarle la debida atención es al tipo de aberturaque presenta su tapa. El denominador común de todos ellos es que cuentan con una tapa que se abre para dar acceso al cajón en su interior. Según sea su medida y el lugar que ocupen en la habitación, esta tapa puede abrirse lateral o frontalmente.
Por un lado, el canapé abatible de apertura frontal es el más habitual y es el más recomendable para las camas que ocupan un lugar central en la habitación. En estos casos, resulta muy cómodo abrir la tapa desde los pies, sencillamente levantándola hacia arriba.
Por otro lado, el canapé abatible lateral, aunque sea menos corriente, resulta ideal para aquellos dormitorios en los que la cama se coloca en una esquina de la habitación. Cuando la cama se coloca de esta forma y se elige un canapé de apertura lateral, la tapa se abre por uno de los lados ahorrando todo el espacio posible. Este tipo de abertura solo se encuentra disponible en medidas de cama individuales.