Home

Diario YA


 

Se agrava la situación en Osetia


El presidente de Osetia del Sur, Dimitri Medoyev, ha asegurado que los carros de combate del Ejército de Georgia han "borrado del mapa" cinco localidades de esta república separatista, según informó la agencia rusa de noticias RIA Novosti.

"Cinco poblados surosetios que se encontraban en la frontera administrativa con Georgia fueron borrados del mapa y ahora sólo quedan las huellas de las orugas de los tanques", declaró Madoyev, quien aseguró que bajo los escombros de algunos edificios de las localidades de Jetagurovo, Amenis y Ugut podría haber personas atrapadas.

Las autoridades de Osetia del Sur han instado a los dirigentes de Rusia a proteger a los "ciudadanos rusos" de esta república georgiana autoproclamada independendiente y a impedir el "genocidio del pueblo osetio", según informó el Comité surosetio de Prensa e Información citado por la agencia rusa de noticias RIA Novosti.

"El pueblo de Osetia del Sur pide que el presidente Dimitri Medvedev y los dirigentes de Rusia adopten las medidas de urgencia para defender a los habitantes de Osetia del Sur que son ciudadanos de la Federación de Rusia y hacer todo lo necesario para poner coto al genocidio del pueblo osetio", se lee en un comunicado emitido por el comité.

Desde esta mañana el Ejército georgiano bombardea Tsjinvali, la capital de la separatista región georgiana de Osetia del Sur, causando al menos 15 muertos, según el Gobierno secesionista. Georgia denuncia que Rusia (aliada de Osetia) está bombardeando sus posiciones. Putin, ha calificado de "acción de guerra" la intervención georgiana y ha anunciado "una respuesta". Mientras, la ONU ha anunciado una reunión de urgencia para tratar lo que podría derivar en una guerra civil.
El primer ministro de Georgia, Mamuka Kurachvili, ha asegurado que la "operación durará hasta que se alcance la paz".

Según la agencia rusa Interfax, las fuerzas georgianas han bombardeado una columna de vehículos que transportaba ayuda humanitaria a Tsjinvali desde la vecina república rusa de Osetia del Norte, a la que aspiran unirse los separatistas. En la columna viajaba el presidente de Osetia del Norte, Teimuraz Mamsúrov, quien resultó ileso en el ataque.

El líder de la separatista región georgiana de Osetia del Sur, Eduard Kokoiti, ha asegurado que las tropas osetas controlan Tsjivali, la capital de la autoproclamada república, bombardeada esta mañana por aviones de Georgia. "Controlamos totalmente nuestra capital. Los combates tienen lugar en las afueras de la ciudad", ha dicho Kokoiti, citado por la agencia rusa Interfax.

Sin embargo, el presidente de Georgia, Sakashvili, ha asegurado que "una gran parte" de la capital ha sido "liberada por las fuerzas georgianas. 

Mikheil Saakashvili, ha acusado a Rusia de estar llevando a cabo"una operación miliar a gran escala"sobre Tiblisi después de que otras dos ciudades georgianas hayan sido bombardeadas.

El primer ministro ruso,Vladimir Putin, ha calificado de "acción de guerra con armamento pesado y artillería" la actuación georgianasobre Osetia del Sur y ha advertido que habrá "una respuesta" de Rusia. "Ha habido muertos, incluido personal de paz ruso". Esto es muy triste y va a provocar una respuesta", ha concluido Putin, que ha lamentado que no se haya respetado el comienzo de los Juegos de Pekín.

Saakashvili ha hecho "una llamada a la Federación Rusa para parar el bombardeo sobre las pacíficas ciudades georgianas". El pro-occidental presidente georgiano ha asegurado haber movilizado "a miles de reservistas"y ha lanzado un mensaje a la población para no "temer a los ataques".

Osetia del Sur, región pro-rusa, ha pedido la intercesión del gorbierno de Rusia, cuyo presidente, Dmitry Medvedev, ha convocando a su Consejo de Seguridad para hablar de la situación de Georgia. Las agencias Itar-Tass y RIA News han informado de que la reunión se podría celebrar muy pronto. En ocasiones anteriores, Moscú había jurado proteger a sus "compatriotas" de Osetia del Sur si Georgia la atacaba. 

Georgia no reconoce al Gobierno de la provincia separatista y ha instado a recuperar el control de la región a las autoridades locales.

Los choques entre georgianos y osetios han dejado una decena de muertos este jueves, pese al anuncio de un alto el fuego entre ambos bandos realizado por Rusia. "El paso dado por Georgia es absolutamente incomprensible y muestra que el liderazgo georgiano no merece ninguna confianza", ha comentado el enviado ruso a la región, Yuri Popov, encargado de mediar entre ambos bandos.

Estados Unidos, por su parte, ha instado a Rusia a presionar a los dirigentes de Osetia del Sur para que cesen los combates

La tensión entre Osetia del Sur y Abjacia, otra provincia georgiana prorusa, y el gobierno de Tiflis -capital de Georgia- se han intensificado en los últimos meses en el contexto de la rivalidad entre Rusia y Georgia por el control de la región del Cáucaso.

Osetia del Sur se escindió de facto de Georgia a comienzos de los pasados años 90 tras un conflicto armado que causó más de 2.000 muertos y proclamó su independencia, por nadie reconocida. Los secesionistas, que hasta hoy controlaban el 65% del territorio de Osetia del Sur, manifestaban su anhelo de unirse a Osetia del Norte, república rusa con la que comparte raíces étnicas y culturales.

 

Etiquetas:GeorgiaosetiaRusia