Home

Diario YA


 

Servicios informáticos para empresas, emprendedores y particulares

La informática ha logrado convertirse en el eje sobre el que oscila la estructura social contemporánea, desde lo personal hasta lo profesional. Los dispositivos tecnológicos ocupan un puesto de rigor en nuestro día a día, siempre remando en la dirección de la eficiencia y la productividad: dos conceptos esenciales en toda corporación. Debido a ello y con el objetivo de optimizar su rendimiento, resulta prioritario apoyarse en aquellos expertos que van a garantizar un mantenimiento impecable de nuestros equipos. Expertos del sector que servirán de soporte para el día a día de toda corporación, por grande o pequeña que sea.
 
Soluciones informáticas a tu alcance

La tecnología, más concretamente la informática, dejó de ser el lujo de unos pocos para convertirse en prácticamente un derecho fundamental de la población moderna. Su impacto en la estructura laboral, independientemente de si hablamos de una empresa, pyme, autónomos o incluso personas en relación de dependencia, ha generado la imperante necesidad de mantener los equipos siempre en su óptimo estado; razón por la que las agencias de Informática Alzira ofrecen un servicio esencial.
Estas compañías se encargan de obtener el máximo rendimiento de los sistemas informáticos, implementando aquellas novedades como el alojamiento en la nube o renovando los parámetros de seguridad. A su vez, adecuan la estructura de la empresa a las normativas vigentes en relación con la protección de datos, generando así una estabilidad legal a corto y largo plazo.
Por otro lado, cabe hacer mención a servicios adyacentes como el renting de TI. Es decir, no solo instalan el hardware y el software correspondiente a nuestras necesidades, sino que las mejores agencias de informática nos permiten alquilar los equipos más avanzados a un precio accesible, logrando así que el conglomerado corporativo esté a la última en materia tecnológica.
 
Microsoft Office, el software por excelencia

Entre las muchas herramientas que este tipo de negocios pueden ofrecernos e instalarnos en los equipos correspondientes, el Microsoft Teams Office 365 se encuentra por encima del resto. Un conjunto de programas que tiene un sustancial peso en nuestra rutina, independientemente de si hablamos de las horas laborales que nos exige un emprendimiento, como si lo hacemos de nuestro tiempo libre.
El procesador de textos Word es el mejor valorado del mercado; mientras que, el segundo plato fuerte de Office, Excel, es vital para llevar las cuentas de la empresa. Otros como el PowerPoint o el previamente mencionado Teams son complementos perfectos para realizar acciones grupales y así unir los lazos del conjunto de empleados de cara a optimizar la productividad de la compañía.
Sabiendo esto, no resulta extraño afirmar que nos encontramos ante una de las primeras inversiones informáticas entre grandes empresas, pymes, autónomos y particulares, sirviendo para poner a punto muchas de las labores que se van a desarrollar a través de los ordenadores. Todo ello, traído por agencias especializadas que instalan el software sin margen de error.
 
Seguridad, un valor de vital relevancia

Mientras que la herramienta anterior está destinada a la eficiencia y la productividad del negocio, se antoja imperativo hablar de la segunda cara de la moneda en materia de estabilidad corporativa: la seguridad informática en las empresas. Blindar la compañía es crucial y solo con los mejores expertos logramos minimizar el riesgo de sufrir un ciberataque que nos ponga al descubierto.
Los servicios informáticos asociados a la seguridad son de lo más amplios, destacando algunos como la auditoría de seguridad, la adecuación a la normativa RGPD, los escaneos activos de vulnerabilidades, la supervisión tanto de hardware como de software o el control de las aplicaciones. Una serie de medidas que se han de poner en manos de las mejores empresas de informática.
Invertir en ciberseguridad es una decisión de lo más sabia, previniendo todos aquellos ataques que pueden poner en jaque la estabilidad del negocio y llevarnos a situaciones críticas tanto en lo legal como en lo financiero. Por ende, anticiparse a los virus o las acciones nocivas de determinados delincuentes es un imperativo que ninguna compañía del siglo XXI puede pasar por alto.