Home

Diario YA


 

Turismo deportivo: ¿Cómo disfrutar de esta tendencia en auge?

La selección de un destino vacacional puede deberse a numerosas razones, pero cada vez hay más personas que deciden hacer turismo deportivo. ¿De qué trata esta modalidad? Aquí te mostramos qué es el turismo por deporte y qué recomendaciones son útiles si te decides viajar con este plan en mente.

¿A qué se conoce como turismo deportivo?
Se trata de una modalidad de viaje en la que el objetivo principal es disfrutar de eventos de tipo deportivo o quizás participar en estos, si eres profesional del deporte. Cada vez hay más adeptos al deporte o atletas, que deciden viajar con fines deportivos. Pero, ¿cómo puedes disfrutar al máximo de un viaje con fines de hacer turismo deportivo? Te lo mostramos en un ejemplo.
Son muchos los lugares alrededor del mundo que acogen a turistas cuyo objetivo es conocer o disfrutar del deporte. Por ejemplo, Nueva York es cuna del turismo deportivo, pues miles viajan a disfrutar de lo mejor del baloncesto. Alemania, Tokio, París, son otros países que se abarrotan cuando surge un evento deportivo.

Algunas actividades deportivas que puedes disfrutar cuando planificas un viaje por deporte son:
•    Motociclismo.
•    Fútbol.
•    Running.
•    Ciclismo.
•    Montañismo y senderismo.
•    Surf.
Toda esta variedad deportiva ha permitido que el deporte siga siendo una motivación para hacer turismo. Y miles de lugares se benefician económicamente de esta tendencia vacacional. Pero, si estás planeando irte de viaje con este fin, es importante que anotes las siguientes recomendaciones. De esta manera, puedes disfrutar a plenitud de esta forma de turismo.

¿Cómo planificar una visita por turismo deportivo?
Imagina que has comprado unas entradas nba nueva york. Bien podrías hacer un viaje espontáneo y sin planificación, pero entonces no sería hacer turismo con fines deportivos. Por eso, la planificación es fundamental. Así, evitarás que se te pase algo por alto.
Entonces, para disfrutar al máximo de tu viaje, debes incluir ropa adecuada para hacer deportes. Esto es especialmente importante si eres un profesional que practica alguna disciplina deportiva. Por lo tanto, tu maleta debe incluir todo lo que necesitas para pasar el tiempo en Nueva York, mientras disfrutas de lo mejor de los juegos de la NBA.
Ahora bien, si eres un deportista vas a necesitar entrenamiento y un lugar donde rehabilitarte en caso de lesiones. Por eso, es importante que indagues sobre un centro de alto rendimiento parar deportistas de élite que te brinde lo necesario mientras estés de viaje. Solo así podrás tener la tranquilidad de practicar sin riesgos tus rutinas deportivas.
Pero todo no es diversión. Los atletas también necesitan descanso. Por cuanto debes planificar con tiempo y seleccionar lugares para dormir que estén céntricos. De esta manera, podrás desplazarte en la gran manzana, sin temor de perderte ninguno de los juegos de baloncesto que tengas previsto en tu plan de viaje.

Existen varios tipos de turismo de deporte
Hay quienes tipifican al turismo deportivo, encontrándose diversas modalidades. Por ejemplo, eventos multitudinarios como los Juegos Olímpicos se consideran turismo deportivo estricto, pues la masificación de personas que se traslada a determinado lugar, se hace con el fin de disfrutar de estas disciplinas deportivas. El mundial de fútbol, y los eventos de fórmula 1 también entran en esta categoría.
Mientras tanto, el turismo blando deportivo es aquel donde los viajeros deciden viajar para recrearse en alguna actividad deportiva, sin que sea un movimiento de multitudes. Por otro lado, también hay turismo de este tipo que se denominan de “eventos”, pues solo se hacen en determinado momento, con motivo de un evento especial.
Hay quienes viajan para visitar museos o salones relacionados con el deporte. La decisión de ir a un lugar, no implica un evento específico, pero sí viajar para conocer más sobre las celebridades de deporte e incluso llegar a conocer a algún miembro importante. A este tipo de turismo deportivo se le cataloga como turismo de celebridades.
Y por último, está el turismo activo que incluye la práctica de un deporte determinado. Hay quienes son aficionados, pero también los profesionales deciden viajar con este plan en mira. Un ejemplo claro es cuando un golfista decide viajar para conocer y practicar su disciplina, en los terrenos más populares de golf del mundo, una práctica cada vez más común.