Home

Diario YA


 

los sindicatos de las mariscadas

Javier Garcia Isac. Acabamos de celebrar otro primero de Mayo. Otro día del trabajo (pero sin trabajo), con los sindicatos de clase, los sindicatos de las mariscadas y las corruptelas con sus mensajes obsoletos y trasnochados.
No aportan nada nuevo. Siguen anclados en la Revolución Soviética del 17, con un lenguaje guerra-civilista que les sitúa muy lejos de la realidad social y cultural de este país.
CC.OO. y UGT, son los menos legitimados para darnos lecciones. En los últimos años, estos sindicatos han despedido a más del 35% de sus trabajadores y además, aprovechándose de leyes y normas que dicen denostar, pero no han tenido ningún reparo en aplicar.
He de reconocer que me dan mucho asco. Me producen nauseas. No soporto que se aprovechen de los más desfavorecidos, de los más indefensos para sacar rédito político y económico.
El actual modelo sindical español, esta mas que amortizado. No podemos seguir manteniendo a esta panda de “osos apandadores”, a esta caterva de ladrones y vividores. Estos sindicatos no representan a la clase trabajadora española. Si desean seguir subsistiendo, que se mantengan ellos mismos, pero no a costa de todos nosotros. Que publiquen sus cifras de afiliación y que se paguen sus comilonas y mariscadas. Tienen un poder que no les corresponde. Sigo sin entender el miedo que se les tiene y la pasividad del gobierno para no acabar de una vez por todas, con unas prebendas u privilegios que resultan insultantes para el resto de los ciudadanos.
Se equivoca Pedro Sanchez “El Breve”. Se equivoca su partido, uniendo su “suerte” a la de los sindicatos de clase.
Sus palabras huecas, grandilocuentes y vacías, solo son creíbles para aquellos que viven de esto. Sus actos, manifestaciones y concentraciones, son un autentico fracaso.  Solo consiguen convocar a pocas decenas de personas en un desfile multicolor, donde sobresalen trapos infames como la tricolor o las banderas rojas de la extinta Unión Soviética. Hasta los liberados dejan de asistir, ellos solo acuden en días laborales. ¿Para qué gastar festivos y días de vacaciones? Eso lo dejan para los incautos…
Izquierda y sindicatos de clase, necesitan de forma urgente una refundación, una catarsis. Aburren sobremanera con sus frases hechas y facilonas.  Con su impostura deben reconocer sus errores, transformarse en algo más moderno y creíble.
España necesita un nuevo modelo sindical: una Ley de Huelga; un nuevo Estatuto de los Trabajadores; una legislación que favorezca el empleo, las nuevas contrataciones, que reconozca los derechos del empleado y del empleador y que, diferencie entre una gran multinacional y una pequeña y/o mediana empresa. Necesitamos gobiernos valientes y políticos limpios. Necesitamos una forma de hacer política. Necesitamos una nueva visión mas ajustada a la realidad, superadora de las viejas divisiones izquierda/derecha y, necesitamos erradicar de nuestras vidas, a todos aquellos caraduras, golfos y sinvergüenzas que se quedan con nuestro dinero y que desean que nosotros les sigamos pagando una fiesta, a la que no hemos sido invitados.
 

Etiquetas:Javier Garcia Isacsindicatos