Home

Diario YA


 

Editorial: "Como siempre"

Si alguien esperaba que los 21 años de cárcel hubieran obrado el milagro de transformar a De Juana en un ser humano, suponemos que a estas horas ya se habrá desengañado

Serbia delenda est?

La república de Serbia se asienta en la antigua Iliria romana, patria del emperador Diocleciano, uno de los grandes perseguidores de los cristianos. Habrá que esperar hasta el siglo VII, cuando los pueblos eslavos del sur, se asienten en las riberas del Adriático y absorban a la población iliria preexistente

Manuel Morillo: "Conservemos España y los españoles"

La preocupación ecológica verdadera, bien entendida, es un valor transcendente, que debemos defender y difundir, con interés.

Beatriz Bullón: "Un Estado que nos da la moral (II)"

Siguiendo con nuestro examen, nos gustaría resaltar todas las competencias que, según nuestra legislación, deberá haber desarrollado un joven para lograr su realización personal y ser capaz de un aprendizaje permanente a lo largo de toda su vida. Sabemos que es tarea ardua y complicada puesto que el Estado parece  haberse  propuesto con esta asignatura no dejar nada de la actuación y pensamiento humano que pueda escapar a su control.

Editorial: "La sonrisa del mal"

La sonrisa del mal

“¿Qué has hecho?”

España entera respira hoy rabia e indignación al ver libre a un asesino en serie, con 25 rostros de seres humanos por él asesinados en su memoria, una memoria que no contempla ni el más ápice síntoma de arrepentimiento, sino todo lo contrario, un permanente y agresivo no sólo desprecio, sino burla, de sus víctimas y del dolor de los suyos.

Editorial: "Las vacaciones del alma"

Las vacaciones del alma

Editorial: "La verdad del matrimonio"

La verdad del matrimonio

"Pobreza y silencio"

Pobreza y silencio

Editorial: "Una sociedad deshumanizada"

"Bajo una falsa apariencia de “buenismo” y “solidaridad” (conceptos politizados hasta la náusea), se esconde la verdadera realidad de los países más ricos: la existencia de personas crueles, egoístas al máximo, sin escrúpulos y con una conciencia moral apenas reconocible".